La naturaleza es nuestra

FILOSOFÍA

Florecemos

EN LA CONFLUENCIA


Con trayectoria, redescubriendo el mundo una vid a la vez, somos una empresa familiar inspirada por la sabiduría de los antiguos viñateros patagónicos. Más que un proceso de producción, consideramos al vino, un arte.
Enlazamos tradición con tecnología para elaborar vinos de alta gama, un reflejo exquisito de una tierra única.
Así, renace un vino inspirado en nuestra historia, y nace una nueva historia inspirada en nuestro vino; como renacen año tras año las flores que embellecen nuestros prados.

 

La flor

Nuestra flor es la de la de la achicoria. Con el verano, florecen millares de pinceladas violetas por todos lados: en las espalderas de los frutales, al borde de las acequias, entre las higueras y los almendros. Ellas llegan para realzar el verde de la alfalfa y atraer la atención de los curiosos que preguntan cómo se llama esa flor. Achicoria.
Ésta es la flor que nos inspira. Y es la misma que contemplaban nuestros abuelos cuando caminaban estas tierras en busca del mejor sol para plantar sus viñedos.